Salinidad en suelos

La salinidad en suelos afecta a la productividad y la salud de los cultivos, por lo que es un desafío para la agricultura moderna.

Hoy te explicaremos qué es la salinidad del suelo, detallaremos las causas del suelo salinizado y te daremos los pasos para medir la salinidad de manera efectiva.

Además, te presentaremos nuestro corrector de salinidad, Fertiorgan Calcio. Descubramos juntos más sobre los cultivos.

Qué es la salinidad del suelo

Qué es la salinidad del suelo

En primer lugar, contestamos a esta pregunta.

La salinidad del suelo es la concentración de sales solubles en la zona de las raíces, que puede afectar negativamente a la absorción de agua y nutrientes por parte de las plantas.

Ocurre cuando las sales se acumulan en el suelo a niveles que resultan dañinos para los cultivos. En el siguiente apartado, te compartiremos las causas del suelo salinizado.

La salinidad puede provocar estrés osmótico y tóxico en las plantas, reduciendo su crecimiento y productividad, y en casos más graves, puede llevar a la muerte de las plantas.

Controlar y gestionar la salinidad del suelo es crucial para mantener la salud y la productividad de los cultivos agrícolas.

Causas del suelo salinizado

Causas del suelo salinizado

Como hemos indicado, en estas líneas trataremos las causas del suelo salinizado. Éstas son diversas y pueden ser tanto naturales como resultado de actividades humanas:

  • Riego con agua salina. La salinización del agua en el riego contribuye directamente a la acumulación de sales en el suelo.
  • Evaporación en climas áridos. En regiones con altas tasas de evaporación y baja precipitación, el agua del suelo se evapora, dejando las sales disueltas, que se acumulan en la superficie del suelo.
  • Mala gestión del riego. El riego excesivo sin un adecuado drenaje puede hacer que las sales se disuelvan y se amontonen.
  • Fertilización excesiva. Otra causa de la salinización del suelo es la aplicación excesiva de fertilizantes químicos, ya que muchos fertilizantes contienen sales que se disuelven en el agua del suelo.
  • Elevación del nivel freático. El ascenso del agua subterránea puede llevar sales a la superficie del suelo, especialmente en zonas con mal drenaje.
  • Descomposición de minerales del suelo. Puede liberar sales solubles que se acumulan con el tiempo, especialmente en suelos ricos en materiales salinos.
  • Inundaciones y mareas. En zonas costeras, el agua salada del mar durante inundaciones o mareas altas puede aumentar la salinidad del suelo.
  • Salinidad residual de actividades anteriores (como agricultura intensiva o la industria). Pueden tener residuos salinos acumulados.
Cómo saber la salinidad en suelos

Cómo saber la salinidad en suelos

En este apartado, te indicamos los 6 pasos clave para determinar la salinidad en suelos:

  • Recolección de muestras de suelo. En primer lugar, se seleccionan áreas representativas del campo. Las muestras han de ser de diferentes profundidades y que sea un número representativo.
  • Preparación de la muestra. Primero, se mezclan bien las muestras recogidas de cada área. Luego, se seca y tamiza la muestra para eliminar partículas grandes.
  • Análisis de conductividad eléctrica (CE). Se prepara la solución de suelo mezclando la muestra de suelo con agua destilada. Y se usa un medidor de conductividad eléctrica para medir la CE de la solución.
  • Evaluar los resultados según las categorías de salinidad (Valores de CE):
    • Baja salinidad: CE < 2 dS/m.
    • Moderada salinidad: CE entre 2-4 dS/m.
    • Alta salinidad: CE entre 4-8 dS/m.
    • Muy alta salinidad (exceso de sales): CE > 8 dS/m.
  • Pruebas complementarias, como análisis de iones específicos (sodio, cloruro, calcio y magnesio) y la evaluación del pH del suelo.
  • Monitoreo continuo. Realizar mediciones periódicas para controlar cambios y evaluar prácticas.

Conoce Fertiorgan Calcio

Fertiorgan Calcio de Artal

En Artal contamos con este corrector salino para la agricultura, FERTIORGAN Calcio. Es un producto compuesto de calcio complejado con lignosulfonatos y materia orgánica de alta calidad procedente de coníferas del Norte de Europa.

Este corrector salino mejora la actividad microbiana del suelo, sus propiedades fisicoquímicas y la capacidad de intercambio catiónico (CIC), desplazando los iones de sodio y facilitando la asimilación de otros nutrientes esenciales para las plantas.

La materia orgánica en este corrector de suelo salinos refuerza la estructura del suelo, incrementa su esponjosidad y capacidad de retención de agua, y promueve la descomposición aeróbica de la materia orgánica.

Recomendado para cultivos con problemas de salinidad y aquellos susceptibles a la carencia de calcio, como bayas, hortalizas, frutas y leguminosas, este producto optimiza las condiciones del suelo para un crecimiento saludable y productivo.

En nuestra web podrás encontrar otros mejoradores del suelo que se adapten a las necesidades de tus cultivos. También somos tu proveedor de fertilizantes y de muchos más productos para cuidar tus suelos.

Si tienes alguna pregunta, contáctanos y resolveremos todas tus dudas.

Share This